¡Hola! Me llamo Silvia.

Gracias por entrar en mi blog! Deja que me presente, soy Silvia, tengo 41 años y me gusta mucho comprar por internet.

Especialmente en Amazon, pues es una gran plataforma con mucha variedad de productos.

El año pasado compré unas cuantas cosas relacionadas con mantas eléctricas: almohadillas cervicales, lumbares, guantes calefactables, pequeñas alfombras para pies… Todos estos productos con algo en común: todo era “eléctrico” se pueden calentar y ajustar a la temperatura que desees.

Las compré para mi familia: mi hijo, mi marido y mis padres. Y debo decir que estamos encantados con nuestras mantas eléctricas. Van genial para calentar la cama antes de ir a dormir y para hacer la siesta durante el invierno.

¡Me gusta divulgar! 😉

Así es como he decidido encender este blog, para transmitir mi conocimiento y tratar de guiar a aquellos compradores potenciales de mantas eléctricas intentando resolver dudas, todo en base a mi experiencia.

La temporada de otoño del año pasado traté de buscar información al respecto antes de comprar mis mantas electricas y más allá de las descripciones que te encuentras en las fichas de producto, no encontrabas nada más. Y no me complacía.

Por esto, y como me gusta escribir, he abierto este blog. Espero te sea de ayuda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies